5 de marzo de 2014 / 01:54 a.m.

Monterrey.- El emblemático Puente del Papa se encuentra muy descuidado, y es que su estructura se tiñó de graffiti, sin contar que las luminarias no funcionan.

Aunque que se tiene planeado que en  abril, con el motivo del aniversario de la canonización del Papa Juan Pablo II, se lleve a cabo una reestructuración completa, estas reparaciones han ido lentas.

Esta obra que cruza el seco Río Santa Catarina fue construida hace décadas,  su último nombre se debe a la visita de Juan Pablo II a Monterrey, en su primer viaje internacional el 31 de enero de 1979.

A lo largo de los años se ha ido deteriorando, sus escalones ya no lucen como antes, los barandales están oxidados y los asaltos están a la orden del día.

Con información de Marilú Oviedo