5 de noviembre de 2014 / 08:40 p.m.

Monterrey.- Un regiomontano aficionado a los Rayados, vio su sueño frustrado durante la visita del príncipe Carlos de Gales a la capital de Nuevo León.

La seguridad del Estado Mayor, que acompañó al príncipe y a su esposa, la duquesa Camila, impidió que Alejandro Aguilar ingresara al Horno 3 del Parque Fundidora para entregar a la realeza una playera del equipo de futbol, firmada por el ídolo goleador Sergio Verdirame.

Los herederos a la corona británica llegaron a la capital de Nuevo León la tarde de este miércoles, como parte de su agenda de visitas en México.

Los accesos tanto al Parque Fundidora, como al Paseo Santa Lucía, fueron restringidos a los ciudadanos, entre los que se encontraba Alejandro, quien desde temprana hora se dio cita en este reconocido espacio recreativo, para conocer al príncipe y a la duquesa.

Pidió a la seguridad y a los representantes de los medios de comunicación, que le permitieran, por unos minutos, entrar al recinto para saludar y entregar el recuerdo, pero no accedieron.

La playera que guardaba Alejandro para esta ocasión, estaba firmada por el goleador del Monterrey, el argentino Sergio Verdirame, toda una leyenda de Rayados.

Alejandro Aguilar lamentó que la seguridad en Monterrey fuera más estricta que en la visita del Príncipe en el Distrito Federal, pues no logró su objetivo.

FOTO: Jorge López

TELEDIARIO DIGITAL