REDACCIÓN
26 de julio de 2017 / 09:31 a.m.

MONTERREY.- El policía de Fuerza Civil que el domingo fue detenido por amenazar, ebrio, con su arma de cargo a un vecino de la colonia 10 de marzo, en Monterrey fue presentado ante un juez de control por tres delitos, pero solo lo dejó vinculado a proceso por dos y en libertad, pero con la orden de no acercarse a los testigos y de separe de su cargo como servidor público.

Felipe de Jesús Cariaga Lucio quedó libre este martes después de ser presentado en una audiencia que se prologó por unas cinco horas.

En la audiencia, el agente del Ministerio Público que integra la carpeta judicial del caso, lo señaló como probable responsable de amenazas, portación prohibida de arma de fuego y ejercicio indebido de funciones públicas.

Pero, en el desarrollo de la diligencia, el afectado por las amenazas le otorgó el perdón al ex uniformado estatal, pese a la oposición del fiscal que investiga el caso.

Sin embargo, el juez aprobó la decisión del afectado, por lo que solo vinculó a procedimiento judicial a Cariaga Lucio por los dos últimos delitos mencionados.

Además de no acercarse a los testigos y de separarse de su cargo, el imputado también deberá presentarse a registrarse periódicamente en el área de Gestión Judicial del Tribunal Superior de Justicia.

Antes de concluir la audiencia, el juez concedió un mes de plazo al fiscal para que concluya la investigación de los hechos que un testigo videograbo con un celular.

mmr