ALEXANDRA AMAO
15 de abril de 2017 / 12:05 p.m.

MONTERREY.- Tal y como se ha realizado desde hace 75 años, vecinos de la Colonia Obrerista celebraron este sábado la tradicional 'quema de Judas' en el municipio de Monterrey.

En esta ocasión, se quemó por segunda ocasión al ahora presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y la representación humana de la violencia contra de la mujer y el gasolinazo.

Cerca de 2 mil personas de sectores aledaños fueron testigos del acto simbólico de la incineración de las tres figuras que portaban algunas frases graciosas en relación a los personajes.

Durante la quema de las piñatas, niños y adultos lanzaron huevos de harina y confeti a todos los presentes para celebrar la caída de Judas; no se reportaron personas lesionadas.

Más tarde se espera la llegada de mariachi y de más actividades para continuar el festejo bajo el contexto político y religioso.