REDACCIÓN
6 de octubre de 2016 / 07:16 p.m.

MONTERREY.- La ex alcaldesa de Monterrey y una de sus coacusadas pretenden suspender el procedimiento del juicio que enfrentan, porque cuentan con una suspensión de amparo, y para eso solicitaron una audiencia que se había programado para este jueves, pero se canceló, porque el personal de Gestión Judicial del Tribunal Superior de Justicia se olvidó de notificarle al denunciante.

Margarita Arellanes Cervantes e Irasema Arreaga Belmont llegaron en punto de las 14:00 horas a la sala número 1 de audiencias del Palacio de Justicia de Monterrey, pero no lograron su cometido.

Al iniciar la audiencia que encabezó el juez de control Arturo Reyes Arroyo fueron notificadas de que el secretario del ayuntamiento, Genaro García de la Garza, quien aparece como denunciante y representante del municipio de Monterrey, no fue notificado.

Aunque, la abogada de las imputadas, Karla Prat intentó hacer ver que sólo se haría esa petición, el juzgador se negó a desarrollar la audiencia, la cual reprogramó para el próximo 10 de octubre.

Antes de que se cancelara la audiencia, trascendió que Arellanes Cervantes y Arreaga Belmont cuentan con la protección de la suspensión de amparo que promovieron, por separado, contra el auto de vinculación que enfrentan por ejercicio indebido de funciones públicas.

Las ex funcionarias obtuvieron dicha protección por parte del juez cuarto de distrito en materia penal, quien en las próximas semanas les resolverá el amparo definitivo del caso.

Arellanes Cervantes y su ex colaboradora fueron denunciadas el pasado mes de julio en la agencia especializada en delitos cometidos por servidores públicos de la Procuraduría de Justicia.

El secretario del ayuntamiento de la actual administración de Monterrey, las señaló a ellas y a otros de sus ex colaboradores como probables responsables del desvío de 8 millones 207 mil 546 pesos, los cuales pagaron a un despacho de abogados para que las representara después de que concluyeran sus funciones municipales.