MULTIMEDIOS DIGITAL
15 de febrero de 2016 / 10:10 a.m.

Monterrey.- La cifra de 52 muertos que anunció el Gobierno de Nuevo León la mañana del viernes, cambió más tarde a 49, esta confusión se debió a que la noche del miércoles y madrugada del jueves 12 de febrero se registraron hechos violentos, así lo explicó el procurador de Justicia de Nuevo León, Roberto Flores Treviño.

“Esta situación (en el penal del Topo Chico) inicia a las 11 de la noche, y más o menos a esa hora había dos eventos que se desarrollaron en diferentes partes; uno en una brecha de China y otro en un suburbio de Monterrey en donde hubo tres muertos más, esos mismos cadáveres llegaron al mismo tiempo al Semefo y por eso cuando contaron los cadáveres se habló de 52”, detalló Flores Treviño a Sergio Gómez en Milenio Televisión.

El jueves fue reportado el asesinato de dos hombres en el Rancho "La Gloria", en China, Nuevo León, presuntamente se dirigían de cacería.

Ejecutados China
El procurador dijo que dos personas que murieron en China se contabilizaron por error con los fallecidos en el motín del penal del Topo Chico.| YADITH VALDEZ

Agregó que tras un nuevo conteo realizado por el personal de periciales, se ratificó que solo eran 49 los muertos. Este fin de semana 47 cuerpos han sido entregados a sus familiares y se espera que este lunes reclamen los dos que faltan.

El sábado se realizó un cateo a cargo de la Fuerza Civil en el centro penitenciario y se encontró que 'El Credo' y el 'Z-27', reos que se disputaban el control de la cárcel, contaban con habitaciones de lujo, baño sauna y hasta un bar. 

El procurador señaló que son 273 reos que fueron reubicados por la Secretaría de Seguridad Nacional en 6 penales del país, entre ellos están Jorge Iván Hernández Cantú y Juan Pedro Saldívar Farías, pero no pudo precisar dónde purgan sus condenas.

Roberto Flores Treviño dijo que existen 7 carpetas de investigación por lo que no descartó que haya más detenidos además de los dos responsables de estas áreas que permitieron estas irregularidades.

Aseguró que los reos del penal del Topo Chico reciben comida tres veces al día y negó que haya desabasto de alimentos como algunos familiares han señalado.