DENISSE MESTA
2 de septiembre de 2015 / 08:11 a.m.

Monterrey.- La ola de violencia que se vivió hace seis años generó que cerraran la mayoría de establecimientos que se ubicaban en la zona de bares y cantinas del primer cuadro de Monterrey.

Lo anterior se generó luego que varios de estos negocios fueran blanco de diversos ataques, pero pareciera que poco a poco esta área comienza a reactivarse.

En un recorrido realizado por Telediario por diversas calles que conforman la zona de bares y cantinas se observó un importante número de comercios de este giro abiertos.

Se inició en la calle Reforma la cual fue abierta a la circulación en el 2011, luego de permanecer cerrada por 30 años ante la presencia de puesteros en esta arteria.

En esta calle se pueden observar decenas de establecimientos entre cantinas, bares, restaurantes, salas de masajes y hoteles. Todos ellos cuentan con carteles o anuncios en los que se informan de los servicios que se ofrecen tanto de comida, horarios de apertura y cierre, venta de bebidas alcohólicas y presencia de grupos musicales o transmisiones de partidos de futbol.

Villagrán era una de las calles más conocidas por contar con el mayor número de negocios de este giro, en ésta se pueden observar pocos lugares que aún continúan operando, los que siguen abiertos principalmente son salas de masajes y hoteles.

Pero en algunos locales se observó a personal realizando labores de limpieza y remodelación, como en el negocio donde se ubicaba el table dance conocido como "Tangalay" y metros más adelante en el "Sabino Gordo", lugar donde 22 personas murieron a manos de un comando armado.

En la calle Carlos Salazar también operan este tipo de establecimientos en los cuales se ven anuncios que informan a los clientes el horario de atención.