ESTHER HERRERA
22 de abril de 2016 / 08:27 a.m.

Monterrey.- La armadora Kia Motors dio a conocer que ha recibido una propuesta formal por parte del Gobierno Estatal, la cual significa un avance importante, sin embargo, aseguró que realizó algunas observaciones al documento.

Mediante un comunicado de prensa, la armadora no proporcionó detalles sobre las observaciones realizadas al documento, dado que forma parte de un convenio de confidencialidad.

"Estas observaciones ya fueron compartidas con las autoridades del Estado de Nuevo León, con el objetivo de continuar con el proceso de negociación y encontrar un punto de acuerdo satisfactorio para ambas partes", indicó la armadora.

Aseguró que dicha propuesta ya fue analizada por directivos de Kia Motors, y señaló que incluye diversas modificaciones al acuerdo original, con el objetivo de que el Estado pueda cumplir con los compromisos principales, considerando su difícil situación económica.

Sin embargo, en un escenario favorable y de acuerdo a una investigación periodística, las observaciones podrían estar en el plan de incentivos, donde el convenio original estipulaba un 28 por ciento de la inversión total en incentivos fiscales y el Gobierno Estatal le propone un 10 por ciento.

La investigación arroja que la negociación está en un punto medio de ese 28 y 10 por ciento del plan de incentivos.

"Kia quiere escribir un nuevo y sorprendente capítulo en la historia de la industria automotriz mexicana, con el arranque de producción para la primera mitad de 2016 en Pesquería, Nuevo León", subrayó la empresa.

Reiteró el agradecimiento a las autoridades federales, estatales y municipales por su reciente propuesta, para que la planta pueda tener un exitoso inicio de operaciones.

Kia mencionó que la empresa y sus proveedores están listos y ansiosos por iniciar la producción en la planta de Pesquería, la cual tendrá una capacidad de 300 mil unidades anuales y una generación de 14 mil nuevos empleos para hombres y mujeres mexicanos.

El jueves MILENIO Monterrey publicó que Fernando Turner consideraba que las negociaciones entre el Gobierno estatal y la armadora son como un baile de tango, y mencionó que aunque se han registrado avances en las negociaciones para reducir los estímulos fiscales que le han otorgado a la empresa todavía se encuentran intentando llegar a un acuerdo definitivo.