MULTIMEDIOS DIGITAL | FRANCISCO ZUÑIGA 
30 de octubre de 2015 / 09:00 a.m.

Monterrey.- Los trabajadores sindicalizados del municipio de Monterrey continuaron con el paro de labores que comenzaron desde el pasado miércoles.

Los empleados de Servicios Públicos arribaron a su lugar de trabajo, pero no laborarán hasta que se les pague los 7 millones 800 mil pesos que les debe la administración de Margarita Arellanes.

Los sindicalizados dijeron estar a la espera de su líder, Horacio Reyes, para trasladarse hacia los bajos del Palacio Municipal y continuar con la toma del lugar.

La tarde de ayer, el tesorero Julián Hernández y Miguel Treviño, Secretario de Planeación, entregaron al líder un abono de 2 millones de pesos y se comprometieron a liquidar el resto antes del mediodía de este viernes.