CÉSAR CUBERO
14 de marzo de 2016 / 06:01 p.m.

Monterrey.- Dentro de la presentación hecha por el secretario de Salud en el Estado, Manuel de la O. Cavazos, de los resultados de la encuesta telefónica realizada por Investigaciones Sociales Aplicadas, y financiada por la Unión Internacional Contra la Tuberculosis y Enfermedades Respiratorias, se mostró que el 81.3% de los entrevistados está en desacuerdo a que existan las áreas de fumadores en espacios cerrados.

Y, aunque en el discurso el secretario mencionó que la encuesta fue sobre la percepción de la sociedad neolonesa hacia la Ley de Protección Contra la Exposición al Humo de Tabaco en Nuevo León, en la investigación realizada el único punto específico que se cuestionó sobre las modificaciones a la Ley, fue la de las áreas de fumadores en espacios cerrados, sin precisar siquiera el término de espacio cerrado.

"Lo que vimos concretamente es que la población se declara fundamentalmente en desacuerdo para permitir áreas de fumadores en espacios cerrados.

"De otros posibles términos de modificación a la Ley no tenemos opinión, ni sabemos qué piensa la gente al respecto, ni formulamos preguntas específicas, porque la preocupación es la permisividad en espacios cerrados", declaró Ricardo de la Peña, presidente ejecutivo de Investigaciones Sociales Aplicadas.

Cabe destacar que dentro de esta encuesta hecha vía telefónica a mil 70 personas, el grupo de edad que más en desacuerdo se mostró a que regresen las áreas de fumadores en espacios cerrados fue el de los jóvenes entre 18 y 29 años.

Y, en cuanto al nivel de estudios, el grupo que manifestó no contar con algún grado de escolaridad terminado fue el que se ubicó como el que más de acuerdo está en que se permita fumar en espacios cerrados.

Con los resultados presentados por el secretario de Salud, que muestran un 81.3% de personas en desacuerdo a que se permita fumar en espacios cerrados, la polémica sobre el tema y en especial sobre qué es lo que los ciudadanos quieren continúa, ya que la semana pasada las cifras presentadas de la consulta hecha por el Congreso del Estado vía Internet y con más de 20 mil participantes, fueron en un sentido opuesto totalmente.

Por tanto, el Congreso se mantiene con la intención de modificar la Ley, apoyado en su consulta, y el Gobierno del Estado en su postura de vetarla si es modificada, basado en su sentir y en el trabajo científico realizado con la encuesta mencionada; aunque para la Unión, el trabajo representativo es el de ellos, al considerar que la del Congreso se pudo prestar a ser tendenciosa.

"Si tú llevas nuestra encuesta a una revista científica y le dices cómo fue hecha, te la van a publicar, si tú llevas la consulta de los Legisladores y quieres publicarla, no te la van a publicar.

"No es que sea nuestra verdad contra la de ellos, es, o tienes una metodología que garantice la representatividad de la población, o no la tienes, nosotros la tenemos, ellos tendrán que demostrar si la tienen", enfatizó el doctor Jorge Laucirica, gerente técnico de la Unión Internacional Contra la Tuberculosis y Enfermedades Respiratorias.