MILENIO DIGITAL
1 de julio de 2016 / 09:19 a.m.

Monterrey.- Con el fin de remodelar y reforzar la seguridad en el penal del Topo Chico el Gobierno del Estado obtuvo recursos federales a través de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) por la cantidad de 58 millones de pesos.

A esto se le suma el arribo de 200 elementos de la Gendarmería y de la Policía Federal que incrementarán la vigilancia en Monterrey y en las carreteras que conectan con el estado.

El mandatario estatal, Jaime Rodríguez Calderón, sostuvo una reunión con Renato Sales Heredia, titular de la CNS y con Eduardo Guerrero Durán, titular del Órgano Administrativo Desconcertado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS), en la Ciudad de México.

"Él (Sales Heredia) ya estuvo de acuerdo, ya le dejé el proyecto completo. Quedamos de ya tenerlo en la gestión y yo espero que en unos 15 días estemos ya teniendo la posibilidad de este recurso.

"Tendremos de ellos alrededor de 50 millones y el Estado le va a invertir el resto, estamos ahorita cuantificando cuánto es lo que tenemos que hacer en el tema de la tecnología", dijo el gobernador.

Dentro del proyecto, dijo, el recurso servirá para acondicionar los espacios al interior del penal así como delimitar áreas específicas para separar a los reclusos dependiendo su estatus legal y peligrosidad.

Rodríguez Calderón
señaló que otra cantidad aún no determinada de policías federales llegará durante la próxima temporada vacacional para vigilar las carreteras que convergen al estado.

"Nuestra pretensión es bajar los índices de delitos del fuero común: robos, robo a vehículos, robo a casas, robo a negocios. En ese sentido, el Gobierno del Estado colaborará con la alimentación y hospedaje en el tiempo en que nos estén ayudando, en lo que salen nuestros elementos de la Universidad para ir supliendo a los que tenemos en la calle", dijo.

Por último recalcó que seguirán en coordinación con las autoridades federales para implementar en un futuro la construcción de un nuevo penal en el sur de Nuevo León.