LUIS GARCÍA
11 de enero de 2014 / 01:31 a.m.

Monterrey.- Los municipios de Nuevo León se repartirán este año 700 millones de pesos como parte de la Cruzada contra el Hambre, aplicables en educación, salud, servicios básicos y vivienda, informó la delegación de Sedesol en el estado.

 

Pablo Elizondo, titular de la dependencia, señaló que anualmente se presentaran los indicadores de pobreza para medir la eficiencia de los alcaldes en la implementación de estos apoyos, que provienen del Ramo 33.

 

"En el año 2013 se invirtieron cerca de 3 mil millones de pesos en el tema de la Cruzada Nacional contra el Hambre, ahora lo que estamos normando va a ser una cantidad cercana a los 700 millones de pesos, que van dirigidos a los municipios, para que cada uno pueda invertir donde mejor considere.

 

"Ahí es donde entra la Sedesol, para normar y lograr dirigir esos recursos al abatimiento de la pobreza y de la carencia alimentaria”, comentó el delegado federal.

 

La Sedesol estimó que Nuevo León es una de las entidades con menores problemas de pobreza en el país, aunque se reconoció que todavía queda labor pendiente en diversas comunidades.

 

Elizondo precisó que los alcaldes deberán presentar los proyectos a financiar con la partida de 700 millones de pesos, a fin de que la dependencia federal determine cuales son susceptibles de financiamiento para el presente año.

 

"A partir del día 15 de enero comienzan ya prácticamente la agenda que se le va a entregar a cada uno de los municipios, donde estamos detectando cuales son los polígonos de pobreza de cada uno, se van a estar normando y entregando a cada uno de los alcaldes y también a la población cuales son cada uno de los puntos en donde se va a estar invirtiendo el recurso", refirió.

 

La entidad tenía registro de 88 mil personas en situación de extrema pobreza durante el 2013, pero la cantidad se elevó a 107 mil ciudadanos, lo que la autoridad atribuyó a fallas en el conteo realizado en años anteriores.

 

El municipio de Monterrey concentra la mayor cantidad de pobreza extrema en 4 polígonos: San Bernabé, Independencia, la Estanzuela y la Alianza.

 

Por lo pronto, ayer se llevó a cabo la capacitación para acceder a estos fondos, pero sólo 21 de 51 alcaldes acudieron al llamado de Sedesol, todos de la zona rural.

"Es la principal aportación federal que llega a los municipios a partir del mes de enero comienza a ser normado, dirigido y de alguna manera, supervisado por la Sedesol federal…es simplemente orientar que el 100 por ciento de los recursos federales, estatales y municipales puedan ser dirigidos y también invertidos en los indicadores básicos e indispensables", señaló el funcionario.

 

Elizondo sostuvo que la meta de las tres instancias es que el recurso final a ejercer por los ayuntamientos se duplique o triplique mediante un incremento en la inversión que cada instancia asigna al proyecto en cuestión.