25 de octubre de 2014 / 12:45 p.m.

Monterrey.- Los penales en Nuevo León ha sido un botín y una fuente de ingresos vía corrupción para la misma área de seguridad que los opera, afirmó contundentemente Gilberto Marcos Handal, presidente de la Federación de Colonias Metropolitanas AC (Fedeco).

En entrevista, señaló que lo que se requiere es exigir que exista seguridad para las personas internadas en los reclusorios tratando de ser rehabilitadas en su conducta.

"Lo que pasa es que los penales han sido siempre un botín para la autoridad, y, entonces, también de ahí se desprende una corrupción muy fuerte que obviamente mientras más se le presione a la autoridad no va hacer nada... (los delincuentes) han hecho un modus vivendi de la extorsión".

"Ha sido una fuente de ingresos vía corrupción para la misma área de seguridad que maneja los penales del Gobierno del Estado y lo que necesitamos como sociedad es exigir que haya seguridad para las personas que estén recluidas tratando de ser rehabilitadas en tu conducta", expresó.

Marcos Handal lamentó la situación del cobro de protección que va más allá de lo económico sino de casos extremos que deja a las familias desamparadas sin que la autoridad haga algo.

"Lo lamentable es que en los penales desde hace mucho tiempo hay un problema de descomposición y ha terminado en una situación tan delicada como ésta", manifestó.

FOTO: Archivo

EDUARDO MEDIETA