28 de abril de 2014 / 11:21 p.m.

Monterrey.- Ante las altas temperaturas que se registran en la región, la Secretaría de Salud conminó a los ciudadanos a adoptar las medidas necesarias para prevenir los efectos negativos.

Jesús Zacarías Villarreal, titular de la dependencia, indicó que con el fuerte calor suelen elevarse los casos de infecciones gastrointestinales, debido a la ingestión de agua contaminada o alimentos en mal estado.

Por tal motivo y para evitar la deshidratación, es necesario consumir abundantes líquidos, además de no exponerse demasiado a los rayos directos del sol.

"Pero la exposición excesiva a los rayos directos del sol y la pobre hidratación, pueden causar una complicación muy grave. Las enfermedades diarreicas es otro de los temas muy importante", comentó el secretario.

Es necesario estar al pendiente de los alimentos que se ingieren, sobre todo si estos han estado expuestos a la temperatura ambiente durante cierto tiempo.

También con el calor, dijo Zacarías Villarreal, comienza a proliferar la fauna nociva, como insectos, reptiles o alimañas que ponen en riesgo a la población.

"Sí es muy importante la fumigación. Nosotros estamos en coordinación con los municipios haciendo un esfuerzo por ir a la mayoría de las viviendas de alto riesgo a dar fumigación intradomiciliaria", recalcó.

Las arañas, los alacranes, ciempiés y hasta víboras suelen salir de sus madrigueras o escondites, debido al fuerte calor.

De sufrir la picadura o el ataque de este tipo de fauna, es recomendable acudir con el médico de inmediato.

"En caso de fiebre, dolor de cabeza, dolor de huesos, dolores musculares, consultar inmediatamente; no esperarse, no automedicarse. Son los mensajes más importantes", concluyó el secretario de Salud.

 Agustín Martínez