13 de abril de 2014 / 02:27 p.m.

Monterrey.- Las vacaciones son tan esperadas por cada integrante de la familia que en muchos de los casos las medidas de precaución se olvidan, generando accidentes tanto en el hogar como en los sitios de paseo.

Ante ello, Protección Civil de Monterrey realizó recomendaciones a fin de que la población mantenga la atención en situaciones que pueden ser de riesgo o, bien, evitarlas.

Gerardo Segovia, supervisor operativo de la dependencia municipal, expuso que para el caso de las albercas y parques acuáticos la recomendación es principalmente atender a los menores de edad, pues la desatención de los padres puede repercutir en ahogamientos o golpes generados por caídas.

Ante ello, mencionó que se requiere que los menores siempre ingresen a las albercas con chalecos salvavidas o en su defecto estén acompañados de un adulto que sepa nadar.

Pero, aunque algunos adultos sepan nadar, no garantiza que los accidentes no ocurran. Ante ello hizo mayor énfasis en aquellos que salen a parajes naturales como ríos y arroyos, donde buscan nadar, pues las corrientes bajo el agua y el desconocimiento de la profundidad del mismo hace que un accidente en este sitio sea más propenso.

En el caso de aquellos que prefieren una excursión a la montaña, Segovia detalló que entre sus pertenencias debe ir un teléfono celular con la pila a su máxima capacidad e incluso una pila adicional, además de llevar en su mochila algunos víveres para mantenerse hasta un posible rescate; siendo éstos agua suficiente para hidratarse, chocolates, cítricos y alimentos energéticos.

Si bien, no todas las familias tienen la posibilidad de salir de la rutina y se quedan en casa, el rescatista de Protección Civil Monterrey mencionó que también debe haber precaución en el hogar, pues es en este sitio donde accidentes con los niños pueden ocurrir.

Estos percances, entre los más comunes son que los niños ingresen objetos metálicos en los conectores de luz y reciban una descarga eléctrica o ingieran líquidos tóxicos, además de caídas.

Israel Santacruz