ORLANDO MALDONADO RODRÍGUEZ
26 de julio de 2016 / 08:48 p.m.

MONTERREY.- El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, minimizó los disturbios ocurridos este lunes en el penal del Topo Chico, y a su vez, reconoció que sí están realizando traslado de reos a otros estados de la república.

Abordado posterior a la reunión de la Conago, que se efectuó en la Ciudad de México, el mandatario estatal aseguró que lo que pasó en esta tercera ocasión no fue un conflicto entre reos, sino una confusión de los mismos al cambiarlos de edificios en el penal.

"Lo que pasó ayer no es un tema de un conflicto, hay un chisme que se dio al interior de que serían reubicados algunos presos, cuándo ellos van a la revisión se hace un conflicto ahí entre ellos y queman algunos colchones, eso fue lo que pasó.

"Lo que estamos haciendo es quitar a reos de alta peligrosidad, estamos mandándolos a penales de otros estados y estamos reubicando a algunos de ellos para separarlos", dijo.

Rodríguez Calderón anunció que está negociando con la Secretaría de Hacienda un recurso cercano a los 100 millones de pesos para que sean invertidos en la remodelación interna del Topo Chico para dividir de mejor manera a los internos y evitar riñas entre ellos.

"Le vamos a invertir una cantidad de recursos importante, estoy negociando con la Secretaría de Hacienda para esto, son aproximadamente 100 millones de pesos que vamos a empezar a aplicar a partir de la semana que entra", refirió.

Resaltó que actualmente tienen el control de los penales porque hay mejores condiciones de tecnología en los Ceresos, y eso les ha permitido reaccionar de manera rápida para evitar tragedias mayores como la sucedida el 10 de febrero pasado donde murieron 49 reos.

Asimismo, adelantó que para este sábado se graduará otra cantidad importante de custodios, sin embargo, no precisó el número.

Reos del ambulatorio C5 del penal del Topo Chico protagonizaron una riña a las 23:00 de este lunes y provocaron un incendio con basura y colchones que alarmó a los vecinos y movilizó a los cuerpos de seguridad.