RICARDO ALANÍS
9 de marzo de 2016 / 04:57 p.m.

Monterrey.- Haber sido declarado 'Persona Non Grata' por el Ayuntamiento de San Pedro, al considerar que fue apático por no evitar que los jueces dicten cierto tipo de sentencias, es para el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Nuevo León, Carlos Emilio Arenas Bátiz, un reconocimiento, ya que, dijo, él no tiene por qué influir en sus criterios.

El magistrado advirtió además que la aplicación de la justicia bajo el viejo sistema de justicia, no sólo arrojó las libertades de presuntos delincuentes por las que ha sido criticado el Poder Judicial, sino que prevé que se avecinan más.

"Ese desconocimiento que me hicieron por mi apatía en no evitar que los jueces dicten cierto tipo de sentencias, yo lo tomo como un reconocimiento a que estoy cumpliendo con mi deber de garantizar la independencia de los jueces, porque el Magistrado Presidente no debe de decirle a los jueces cómo deben de resolver o cómo no deben de resolver", declaró.

Arenas Bátiz comentó que hay 586 casos procesados bajo el viejo sistema de justicia y 200 amparos en trámite, y ello podría derivar en algunos casos en que los jueces dejen en libertad a los procesados, ya que muchos de los delitos por los que fueron detenidos ya son inconstitucionales, o muchas de las agravantes por las que fueron apresados ahora son anticonstitucionales.

"Sí, yo creo que sí, todavía podemos esperar, es previsible esperar algunas libertades, que insisto, estarían basadas algunas en que delitos por los cuales fueron procesados los acusados ahora son delitos inconstitucionales, o las agravantes por las cuales se les aumentó la pena, son ahora agravantes inconstitucionales, y deben ser disminuidas o debe hacerse nuevamente el cómputo de la pena y tal vez salgan, no con absolutorias, sino con penas menores y también desde luego por la pena ilícita obtenida durante el arraigo o prueba ilícita obtenida después de detenciones prolongadas, es previsible que sigan ocurriendo mientras no terminemos de procesar todos los asuntos del viejo sistema, que insisto, cada vez son en menor número", declaró.

Dijo que la declaración del Non Grato por parte del Cabildo fue solamente una expresión de rechazo o desaprobación, ya que sólo la conocen en el derecho diplomático, ya que declarar a alguien Non Grato a nivel consular, es casi obligatorio para que se retire de la respectiva representación diplomática o consular, por lo que desconoce que se aplique entre mexicanos.

Expresó que Mauricio Fernández sabe perfectamente que él no puede ordenarles a los jueces lo que tienen que hacer.

No a represalias

Carlos Emilio Arenas Bátiz declaró que espera que no haya represalias por parte del alcalde de San Pedro o el municipio para con su familia, ya que actualmente construyen una casa en el Sector Vista Real, en el cerro de la Loma Larga, por la avenida Lázaro Cárdenas.

"Espero que no sea el principio de una agresión mayor del alcalde hacia mi familia o los bienes que tengamos en San Pedro. Sí claro (tenemos los permisos correspondientes), ya estamos concluyendo, es una construcción que tenemos tres años haciéndola y tampoco es la gran mansión, es una casa sobre un terreno de 300 metros y es una casa que se ha venido construyendo por mi esposa y por mí.

"La pongo a ella en primer término porque ella es la que aporta (la mayor parte) porque el señor Mauricio no es el único en Nuevo León que tiene herencias", dijo.