2 de abril de 2014 / 09:39 p.m.

Monterrey.- A través de su cuenta de Facebook, amigos y familiares han lamentado la muerte de la maestra María Eugenia Solís Covarrubias, quien dejó de existir este martes al impactar su camioneta contra la caseta de vigilancia de una quinta, donde resultó lesionado su hijo, en la comunidad de El Barro.

Varios de sus familiares colocaron un moño negro en la fotografía de perfil, por lo que algunos no sabían lo que había sucedido.

Sólo hasta que fueron informados sobre la tragedia, fue como también se unieron a la pena que embarga a la familia Coronado Solís.

La profesora era muy querida por sus alumnos y en el gremio magisterial, por la gran bondad que tenía, amplia experiencia laboral, sabía escuchar a los demás, daba consejos a los estudiantes pero sobre todo, la alegría que desbordaba junto con el amor a sus seres queridos.

El accidente sucedió al mediodía del martes en la "Quinta Élida", ubicada en el kilómetro 262 de la carretera Nacional, en El Barro, al sur de Monterrey.

Ahí al volante de su camioneta Explorer blanca quedó la profesora "Maru", como era conocida de cariño.

Mientras que su hijo Adrián Aldair Coronado Solís, de 15 años de edad, resultó seriamente lesionado.

Ella lo llevaba a la preparatoria número 20 de la UANL, en el municipio de Santiago, Nuevo León.

Hoy y gracias a las redes sociales como el Facebook, mucha gente que admiraba a la profesora María Eugenia se ha enterado de su muerte.

Se dice que recibió un cerrón, eso ya lo investigan las autoridades pero por lo pronto, en su familia y personas que la conocieron ha dejado un hueco muy difícil de llenar.

IRAM OVIEDO