SANDRA GONZÁLEZ, MULTIMEDIOS DIGITAL
7 de septiembre de 2015 / 11:48 a.m.

Monterrey.- A 42 años de la muerte del empresario regiomontano Eugenio Garza Sada y a siete de su hijo Eugenio Garza Lagüera, estudiantes y directivos del Tecnológico de Monterrey rindieron una guardia de honor en el panteón El Carmen.

La mañana de este lunes, David Noel Ramírez Padilla, rector del Tec, pidió a los estudiantes continuar con el legado de la familia Sada para crear un mejor país.

Dijo que las nuevas generaciones deben continuar con la visión de ambos empresarios y su sentido altruista.

“Es venir a ratificar nuestro compromiso del legado que nos han dejado. Venir a agradecerles y reconocer cómo uno de ellos fue quien puso la semilla y cómo el otro, don Eugenio Garza Lagüera, unos años más tarde abonó la tierra para que hoy tuviéramos un árbol lleno de frutos que ha impactado no sólo a México, sino al mundo entero.

“Ambos siempre estuvieron al servicio de los demás. Poniendo sus capacidades, sus recursos y sobre todo su voluntad inagotable para transformar este país”, manifestó el rector.

Eugenio Garza Sada fue hijo del fundador de la Cervecería Cuauhtémoc. Desempeñó diversos cargos en la empresa familiar hasta llegar a ser el presidente del holding que manejaba el conglomerado de empresas relacionadas con la cervecería, el cual se denominaba Valores Industriales, S. A. de C. V. (VISA).

En 1943 fue el líder del grupo de empresarios que fundó el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Y debido a su labor filantrópica, lleva su nombre una de las principales avenidas que atraviesa Monterrey en la que se encuentran las instalaciones del ITESM.