2 de junio de 2014 / 01:20 p.m.

Monterrey.- No es un secreto a voces. Todos tenemos un amigo, conocido o familiar, que ha tenido problemas con su pareja por culpa de las redes sociales.

Esos mensajes y fotografías en Facebook, Twitter y Whatsapp, aplicaciones creadas para generar una cercanía entre las personas, están provocando el efecto contrario: separarlas.

Lo relevante del tema son las implicaciones que genera el uso de estas redes en las relaciones sentimentales y es que cada vez son más las parejas que se divorcian en Nuevo León por culpa de una foto o mensaje comprometedor.

Graciela Buchanan, Magistrada de lo Familiar, advierte que en los divorcios, la mitad de estos son provocados por las redes sociales.

Es decir que del total de separaciones en la entidad, una cuarta parte son provocadas por la infidelidad descubierta en las redes sociales.

Lo anterior agrava una realidad que desde hace años aqueja a Nuevo León. De acuerdo a cifras del INEGI, el estado tiene una tasa de 28 divorcios por cada 100 matrimonios, una cifra muy por encima de la media nacional, que es de 17 por cada 100.

Se trata de la tercera entidad con más fracasos matrimoniales del país.

Una revista especializada, Cyber Psychology and Behaviour Journal, afirma que la red creada por Mark Zuckerberg, es responsable de 28 millones de divorcios en el mundo.

Otra instancia, la Asociación Estadounidense de Abogados Matrimoniales, reveló que en un año el 66% de los divorcios en Estados Unidos fueron causados por Facebook.

Lo que pocos saben es que la legislación local no considera a las redes sociales como pruebas definitivas para solicitar un divorcio.

Pese a ello, el Poder Judicial considera a estos medios como detonantes para denunciar injurias o adulterio, que si dan pie al término del matrimonio. Tal vez por ello la frase "Que lo que Dios ha unido no lo separe Facebook", ha dejado de ser una broma para convertirse en realidad.

Foto: Ap

LUIS GARCÍA