Santiago Fourcade @santiago4kd y Víctor Martínez @victormtzlucio
21 de enero de 2016 / 08:53 p.m.

Buenos Aires.- El verano en la capital argentina pega fuerte, la única diferencia entre cómo se vive aquí esta estación y cómo en Monterrey, es la humedad. Hay otras similitudes con la urbe regia: los barrios, zonas en donde problemáticas como la pobreza, la desigualdad y el narcotráfico, escriben historias diarias.

La droga que nosotros conocemos como piedra, los argentinos la llaman 'Paco'; sólo el nombre cambia, pero es lo mismo. Y es acá donde un escuadrón de sacerdotes se abre paso para enfrentar estas problemáticas sociales, y lo hacen bajo la filosofía que dejó un cura de nombre Jorge Mario Bergoglio.

"Este hombre habla con la realidad desde la institución, conoce a la perfección el tema del narcotráfico y de la trata", dice una de las voces argentinas que describen el trabajo de quien es hoy el llamado sucesor de San Pedro en la Iglesia Católica: el Papa Francisco.

Quienes lo conocen de cerca no vacilan en decirlo: "Él es peronista".

"Nosotros no podemos preocuparnos por el bautizo si la gente no tiene agua, no podemos preocuparnos por el pan de la fe si no tienen el pan cotidiano", dicen quienes trabajan en causas sociales bajo el esquema implementado por Francisco.

A siete mil 403 kilómetros de distancia hacia el norte, en la capital mexicana, feligreses, medios de comunicación y políticos llevan la cuenta regresiva y la expectativa por la visita del Papa Francisco. La fecha clave: 12 de febrero.

Las entidades que el Sumo Pontífice visitará son la recién creada entidad 32: la Ciudad de México, además de Chiapas, Michoacán y Chihuahua. Monterrey no va en la agenda, hecho que no detiene a regiomontanos para incluirse en la ruta que Francisco trazará por la República.