SANDRA GONZÁLEZ
29 de febrero de 2016 / 06:16 p.m.

Monterrey.- Los municipios de Nuevo León tendrán que ajustarse el cinturón debido a una reducción de participaciones federales.

En una reunión de funcionarios fiscales, el tesorero estatal, Carlos Garza Ibarra señaló que en el primer bimestre recibieron 422 millones de pesos menos de lo programado, lo que representa un ocho por ciento menos aunque en comparación con otros estados de la República, le fue bien a la entidad.

Esto se debe a la caída del precio del petróleo y la disminución de la bolsa tributaria, explicó.

Este dinero los municipios pueden aplicarlo en gasto corriente, por lo cual expresaron su preocupación y solicitaron apoyo del Estado.

Garza Ibarra aclaró que los fondos estatales están asegurados.

Las solución que propusieron los municipios fue hacer valer su autonomía y conseguir sus recursos con cambios a las leyes.