ERIK SOLHEIM ROCHA
13 de junio de 2016 / 07:11 p.m.

Monterrey.- El gobierno del estado 'dobló las manos' y aceptó la condición de los diputados de reducir el plazo de 30 a 20 años su propuesta para reestructurar los 42 mil millones de pesos de la deuda de Nuevo León.

Lo anterior, fue condicionado por los diputados locales para su aval en un periodo extraordinario y en próximas horas será entregada la nueva propuesta de la tesorería.

Aunque de los 34 créditos que conforman la deuda central al menos en 6 se hará excepción para que rebasen el periodo de 20 años, el tesorero aseguró que esto será especificado en el decreto que se enviará al poder legislativo.

Dentro de la reestructura se aclaró que habrá una garantía de pago oportuno de banobras que tendrá un costo adicional de alrededor de 100 millones de pesos.

Según se explicó, el gobierno estatal deberá cambiar el decreto enviado a Congreso y especificar que los créditos tengan como tope plazo de 20 años en promedio, además de un periodo extra de 5 años.

De permanecer el acuerdo los diputados estarían solicitando el próximo miércoles un periodo extraordinario para votar la reestructura de la deuda de Nuevo León.