ERIK SOLHEIM ROCHA
23 de mayo de 2017 / 05:09 p.m.

MONTERREY.- El Gobierno del Estado anunció la creación de una tercera presa en la localidad, así como cuatro plantas tratadoras de agua y medidas de ahorro del vital líquido, con lo que se supliría el proyecto polémico de Monterrey VI.

Dicha presa contemplada en el Plan Hídrico 2030, se ubicará entre los municipios de Linares y Montemorelos, en terrenos que pertenecen a la Comisión Nacional del Agua y estima asegurar el vital líquido por los próximos 10 años.

El Plan Hídrico en su conjunto costaría 6 mil millones de pesos, de los cuales, la presa costaría 3 mil 500 millones y están viendo la posibilidad de cubrirlos con el recurso del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), que son 3 mil 200 millones de pesos y que estaban destinados para Monterrey VI.

El proyecto fue compartido a los diputados federales en un encuentro a puerta cerrada con el director de Agua y Drenaje de Monterrey, quien no dio declaraciones al respecto.

Los legisladores esperan analizar la propuesta para buscar hacer las gestiones correspondientes.

“Esto es lo que pido y porque lo pido”, yo no me puedo sentar con nadie a decir “oye este es el proyecto y solo vi una opción de una presa que se va a construir pero no se las especificaciones”, señaló el diputado federal del PAN, José Adrián González Navarro

La idea es que la nueva presa opere a partir del 2020.

“Tenemos garantizado nuestro abasto de agua por dos años en el estado de Nuevo León y existe un plan en el cual se garantizarán hasta 10 años más en las condiciones que nos favorezcan en temas como la lluvia”, agregó el legislador priísta, Juan Manuel Cavazos.

Los diputados advirtieron que el cabildeo de recursos debe ser un trabajo coordinado, no solo de los legisladores federales.

“Mira con todo respeto para el señor Gobernador, ya le hemos dicho es parte importante de los gobierno estatales y municipales la labor de convencimiento que hacen ellos con la autoridad federal no es un trabajo únicamente de los legisladores” , advirtió el diputado federal panista, Juan Carlos Ruiz.

Se explicó que la nueva presa sería llenada con todos los escurrimientos naturales con que cuenta el Estado, por lo que descartó hacer trasvase en la misma.

“Hay la construcción de algunas represas, algunos ahorros también y sobre todo ir buscando la eficiencia en el uso del agua para poder cambiar agua de la industria de primer uso por agua industrial y creo que ahí se están recuperando 3 o 4 metros cúbicos por segundo lo cual es muy bueno”. concluyó el legidlador panista, Pedro Garza.

Con esto, el Estado descartó que por el momento se traiga agua del Río Pánuco; sin embargo, comentó que no se van a deshacer de la concesión para utilizarla en un futuro.