LOURDES SOLER
29 de abril de 2017 / 06:03 p.m.

MONTERREY.- A pesar de los letreros que indican "prohibido bañarse dentro de las fuentes", algunos niños que paseaban por la Macroplaza se dieron un chapuzón para mitigar el calor.

Bajo un cielo medio nublado y con una temperatura de 40°C, los pequeños nadaron y jugaron con el agua como si fueran albercas.

Los padres indicaron que después de realizar compras en el primer cuadro de la ciudad optaron por refrescar a los niños en las fuentes.

Cabe destacar que después de 20 minutos una oficial de Fuerza Civil se acercó para retirar a las familias.