SANDRA GONZÁLEZ
18 de mayo de 2015 / 09:30 a.m.

Apodaca.- El comandante de la Séptima Zona Militar, general diplomado de Estado Mayor, Rigoberto García Cortés, reconoció que las expresiones criminales nunca terminan, pero en Nuevo León continúan trabajando para contener el problema.

Entrevistado durante el Paseo Dominical que se realizó en el campo 7-A del municipio de Apodaca, el comandante indicó que la seguridad en la frontera con Tamaulipas se sigue reforzando para contener cualquier brote.

"Ahí vamos trabajando, esto no se termina y tenemos que seguir adelante los tres órdenes de Gobierno que estamos comprometidos para generar un México en paz" declaró.

Señaló el área de la frontera como un punto de riesgo, aunque por parte de Nuevo León se ha contenido y se sigue trabajando para evitar que los criminales lleguen a la entidad.

"Creo que sí (se contuvo) esto, va ser de manera continua, estamos cerca de un área de riesgo y estamos haciendo lo que le toca a Nuevo León", indicó.

Después de que Fuerza Civil sufriera una emboscada, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que habría más presencia militar en la frontera, con el objetivo de evitar la incursión de grupos criminales.