JOEL SAMPAYO CLIMACO
26 de octubre de 2015 / 05:05 p.m.

Monterrey.- Aunque el monstruoso huracán ‘Patricia’, fue benévolo para la República Mexicana, su paso alteró la ruta de las mariposas monarca que de pronto se posesionaron de plazas y parques en Monterrey.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) detectó que los animales se refugiaron en cañadas de la Sierra Madre Oriental en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas para resistir los embates del fenómeno meteorológico.

Esto habría contribuido a que los alados personajes formaran racimos para pasar la noche en los árboles de la colonia La Primavera, al sur de Monterrey.

Con las alas plegadas, como para mantener el calor, las visitantes hicieron una escala en su recorrido de dos a cuatro mil kilómetros desde Canadá hasta los bosques de oyameles de Michoacán y Estado de México donde se encuentran sus santuarios.

Su fragilidad es aparente. Mientras la mayoría de las mariposas tienen un ciclo vital de unos 24 días, la monarca es longeva y puede vivir nueve meses, aunque ninguna puede realizar el viaje de ida y vuelta. Las que salen de Canadá, llegan a México donde se reproducen y sus alas en naranja, negro y blanco las hace fácilmente reconocibles y sus coreografías aéreas las vuelven en todo un espectáculo.

Échele la culpa o dele las gracias al huracán, pro respete a estos visitantes que no hacen más que pedir un lugar donde dormir para reemprender la ruta que le marca la vida.