NOTIMEX
18 de enero de 2016 / 12:48 p.m.

Monterrey.- Los productores forestales de Nuevo León es el sector de mayor conciencia para la protección ambiental, luego de que durante 2015 sembraron 3.5 millones de árboles, indicó la gerencia estatal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

María Teresa Flores Cabral, subgerente operativa de Conafor en Nuevo León, resaltó la respuesta favorable dentro del entorno actual, a fin de conservar sus bienes forestales.

“Vemos una respuesta favorable, porque ellos cada vez están viendo más, día con día, los efectos del cambio climático, están viendo que tiempos que hace mucho frío, ya no está haciendo tanto frío y en tiempos en que hacía calor, no hace tanta calor”, comentó.

“El periodo de lluvias ya se ha modificado y todo esto es un proceso que se está haciendo por el cambio climático, sus inicios de siembra ya no son los mismos que hace 20 ó 30 años atrás, ahorita ellos ya están muy interesados, en mantener, restaurar y conservar todos sus bienes forestales.

“(En Conafor) Vemos una gran respuesta ante este fenómeno de cambio climático, porque el año pasado pusimos tres millones y medio de árboles, entonces la gente, incluso en algunos casos, que reciban recursos, ellos solicitan árboles para sembrarlos en sus parcelas”, dijo.

La funcionaria dijo que las especies sembradas fueron pino piñonero y pino blanco y generalmente fue en los municipios de Galeana, Doctor Arroyo, Aramberri, General Zaragoza, Iturbide y Linares, en donde se plantaron.

“Nuestro mayor número de apoyos se concentra en esa zona, porque es la que tiene mayor potencial forestal”, añadió la subgerente operativa de Conafor en Nuevo León.

Citó que en años anteriores se apoyaban reforestaciones con propagación vegetativa y la cifra era muy alta, 20 mil ó 30 mil hectáreas, pero se acotó todo esto con una estrategia nacional para el desarrollo forestal, entonces ya es menor el área, pero enfocado al aprovechamiento forestal maderable.

“Esas zonas se acotaron y nada más se dejaron esos municipios del sur para la reforestación, para el desarrollo, para la transformación, para el pago de servicios ambientales y algunas otras zonas para la conservación de la biodiversidad, que no son específicamente las que mencioné, éstas pueden estar fuera de las áreas no maderables.

“El año pasado fue en tres mil hectáreas la reforestación, (para este año) nosotros siempre queremos ir a la alza, porque siempre hay necesidades en el estado, pero esperamos que se mantenga y si se pudiera aumentar, sería excelente para el estado”, mencionó Flores Cabral.