27 de agosto de 2014 / 03:52 p.m.

MONTERREY.-En Nuevo León sólo tres personas han sido diagnosticadas con Esclerosis lateral amiotrófica (ELA), padecimiento del que actualmente hay una campaña internacional para donar a la investigación y tratamiento con el reto Ice Bucket Challenge.

Uno de los casos registrados en el Estado es el de Mauricio Morales Váldez, de oficio enfermero, quien en noviembre de 2010 fue diagnosticado a partir de problemas para mover un dedo; actualmente tiene un respirador artificial y lucha contra el ELA en su cama.

Es cuidado por su esposa María Esther Mata quien explica que al tratarse de un enfermedad de la que hay pocos casos, su tratamiento es complicado y el costo económico es elevado.

FOTO: Especial

LORENZO ENCINAS | TANIA DÍAZ @taniadiazs