FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL
7 de septiembre de 2016 / 09:25 p.m.

MONTERREY.- Cuando se trata de celebrar la independencia, los regiomontanos son pródigos.

Todo se viste de tricolor, y las banderas mexicanas se izan por todos lados, en edificios, en las casas, en los coches, y hasta en la solapa de los sacos. La ropa debe llevar los tres colores nacionales, y el 15 de septiembre por la noche, hay que lucir muy mexicano.

En el mercado Juárez, en el centro de la ciudad, los pasillos lucen vestidos muy nacionales, aunque no todos tricolores, listos para ser estrenados el día del Grito.

Hay mucha más variedad de ropa mexicana para mujer, pues para el hombre muchas veces basta con el sombrero y una mascada o tricolor al cuello, aunque algunos prefieren vestir de charros esa noche, comenta Ileana Castaño, quien vende vestimenta tradicional en el Mercado Juárez.

En cambio, para las damas, las blusas pueden ser blancas con bordados de colores, o bien algunas llevan desde estilos similares a los que usaba Frida Khalo que se volvieron símbolo de mexicano, o bien típicas de alguna región especial.

Pero no es sólo la vestimenta. Para ponerse patrióticos, los regios adornan las fachadas con papeletas tricolores, y el día del Grito, llenan el recinto de objetos muy mexicanos.

Jesús Coronado dice que la gente compra jarros, cazuelas, y hasta molcajetes y metates como escenografía para las fiestas. Y muchos trastecitos de barro pequeños como distintivos.

Desde los primeros días de septiembre las ventas de vestidos típicos y artículos tradicionales se incrementaron considerablemente, pues los regios se preparan para disfrutar las fiestas patrias.