ALEXANDRA AMAO
30 de noviembre de 2016 / 10:37 p.m.

MONTERREY.-En un cumpleaños, en Navidad y por supuesto en un partido de futbol, la carne asada es el platillo que no puede faltar y mucho menos si su equipo favorito pasó a semifinales.

Pese a que la justa deportiva cayó entre semana, para los regios no fue impedimento para reunirse en familia o con los amigos y disfrutar juntos de la comida típica. 

A pocas horas del silbatazo inicial y aunque León fue la sede del encuentro, los aficionados llenaron las carnicerías del centro de la ciudad que incrementaron las ventas de estos negocios.

"Más que otros días hoy que fue quincena y por el partido se vendió bastante, todo el día no paramos", dijo el encargado de una carnicería.

El carbón, las tortillas y una buena salsa son los complementos ideales siempre y cuando haya un buen corte de carne, y para escogerlo los consumidores se pintan solos.

"La aguja norteña y el diezmillo se movieron mucho, pero también la gente pidió el pollo fileteado", detalló el encargado.

Aunque algunas personas también adquirieron ciertas bebidas alcohólicas para acompañar la cena, una vez más quedó demostrado que el futbol y la carne asada son una combinación única de nuestra ciudad.