ERIK SOLHEIM ROCHA
15 de julio de 2015 / 10:02 p.m.

Monterrey.- Miles de regiomontanos ya están tomando medidas para contrarrestar los fuertes calores por el periodo de canícula, que entró desde el pasado martes.

Los vendedores de helado, aguas frescas y hasta de sombrillas han sido los más beneficiados ya que las ventas se han incrementado.

Otras familias regias han optado por visitar la Macro Plaza y utilizar las fuentes como alberca para darse un chapuzón.

“Ya estamos en la canícula, y mis nietos me dijeron que hacía mucho calor, y los trajimos a que se refrescaran”, dijo doña Carmen.

Algunos otros, acuden al centro de la ciudad para buscar mitigar el calor con nieves artesanales; la de sabor a tequila, es la más solicitada.

“Si se vende mucho la nieve, viene mucha gente a comprar, se amontonan (la gente) porque vienen por la nieve de tequila”, dijo Mauricio, vendedor de nieve.

Cabe mencionar que las temperaturas por la canícula serán en promedio de 36 a 40 grados y permanecerán así hasta el 24 de agosto.

Las autoridades han recomendado a la población tomar medidas precautorias para evitar la deshidratación, insolación y hasta daños en la piel. Los niños y adultos mayores son los más vulnerables.