GUADALUPE SÁNCHEZ
10 de octubre de 2016 / 11:23 a.m.

MONTERREY.- Parece cosa de niños, pero no lo es, construir un mundo a escala por donde los trenecitos eléctricos puedan ir y venir requiere de paciencia y mucho tiempo, además de dinero.

El Club Amigos del Ferrocarril que existe desde hace 24 años, está conformado por ferromodelistas y ferroaficionados.

Ellos crean en maquetas sus propias ciudades, bonitas, ordenas y sin contaminación, por donde los trenes que construyen a escala recorren, zonas de carga y los modelos que son de pasajeros pasan por pequeños poblados.

Algunos detalles en las maquetas son un pueblito de 1940, con su iglesia, torre de reloj, molino de viento para extraer agua y la recreación de una excavación paleontológica donde está el descubrimiento de un esqueleto de dinosaurio.

Este fin de semana tienen una exhibición para todo el público interesado. Están de manera permanente en el museo del auto en el Parque Niños Héroes.

Están esperando a todo el público para que este domingo acudan alrededor de las 10 de la mañana, porque además de que podrán sorprenderse con las tres enormes maquetas y trenes, se va a montar un trenecito afuera del museo del automóvil, será un espectáculo para toda la familia y además gratuito.