MARCELA PERALES
21 de julio de 2015 / 11:53 a.m.

Monterrey.- Sufrir un aborto, dañar a los hijos, consumir veneno utilizado en raticidas, riesgo de gangrena, cáncer o muerte por infarto, son advertencias ilustradas, que no asustan a los fumadores.

Los nuevoleneses gastan en cigarros un aproximado de 370 millones de dólares al año, considerando que cada cajetilla tiene un costo estimado de 38 pesos.

La mitad de los fumadores en la Entidad consume diez cigarros al día y compra 15 cajetillas al mes, esto según la Encuesta Nacional de Adicciones del 2008, el resto se fuma cinco diarios y compra 8 cajetillas mensuales, multiplicadas por el casi millón de fumadores que hay en el Estado.

"Ponen figuras para desalentar el consumo en las cajetillas, pero les pierden el miedo y después los mismos fumadores dicen, dame otro por favor, no me des el de la rata, dame el del bebé, ya escogen", mencionó Juan Francisco González, director del Centro Contra el Cáncer.

CIGARROS

La CANIRAC ha luchado por modificar la  que les prohíbe fumar en los negocios, pues sus ventas han disminuido hasta en un 25 por ciento, por los clientes que al no tener donde fumar, prefieren no ir.

"Es un tercio de la población económicamente activa la que consume tabaco", dijo Juan Francisco.

Conforme a la estadística, en los últimos 10 años la cantidad de fumadores se ha incrementado en un 30 por ciento.