FRANCISCO CANTÚ
10 de mayo de 2016 / 06:55 a.m.

Monterrey.- Como ocurre cada año, las tradicionales serenatas para celebrar el Día de las Madres, no se hicieron esperar durante las primeras horas de este 10 de Mayo.

Los mariachis fueron los más solicitados, aunque había para todos los gustos.

Las clásicas mañanitas despertaban a ese ser querido, quien tras entregarle un ramo de flores, las lágrimas inundaban sus ojos.

El repertorio musical fue amplió, pero para muchos son pocas las canciones para agradecer a ese ser tan querido y tan preciado, todo lo que nos ha dado y todas las horas que pasó en vela por alguna enfermedad que nos afectara.

No solo se necesitan 24 horas para homenajearlas, son 8 mil 760 horas las que tiene un año y que bien las podemos aprovechar para demostrarles nuestro cariño, pero sobre todo nuestro agradecimiento.