9 de marzo de 2015 / 01:47 p.m.

Monterrey.- El Instituto Nacional Electoral (INE) tiene contabilizadas cinco mil 446 sedes de casillas electorales afectadas por el crimen organizado, la delincuencia común, violencia callejera, drogadicción y hasta conflictos políticos, elementos que llevan a que miles de ciudadanos se rehúsen o muestren reticentes a participar en los comicios de julio debido al temor de sufrir represalias.

Una investigación con base en datos de secciones de atención especial del INE, obtenidos por la Ley Federal de Transparencia, destaca que Nuevo León encabeza la lista de estados con mayor número de problemas para conseguir el mínimo de siete ciudadanos, los cuales se necesitan para integrar las mesas directivas de casillas.

Según el informe, se dice que los regiomontanos se niegan a participar por "razones de seguridad y deterioro social", fenómeno que se extiende por todo el estado: en total, el 25 por ciento de sus dos mil 652 secciones electorales —la unidad básica del sistema electoral mexicano—, se reportan personas reacias a asumir el papel de funcionarios en las próximas elecciones intermedias.

El análisis de la base de datos de Sección de Atención Especial (SAEs), cuyos contenidos nunca habían sido hechos públicos por el INE, permite crear un mapa sumamente detallado de cómo la inseguridad y la violencia política dificultan e inciden en la base de un proceso electoral —la designación de sus funcionarios de casilla—, a la par que da una idea de cuáles son las zonas del país en las que la desconfianza ha llegado a un punto tal que los ciudadanos se dicen intimidados de ejercer sus deberes democráticos.

Así, en el listado de focos rojos se incluyen Chihuahua, con 641 secciones afectadas por la violencia y con baja presentación de funcionarios electorales; Tamaulipas, con 595; el Distrito Federal, con 353; Jalisco, con 346; Coahuila, con 265; Sonora, con 195; Sinaloa, con 189; el Estado de México, con 163; Chiapas, con 151; y Guerrero, con 121. Es un listado que coincide con las entidades con la tasa más elevada de homicidio, robo a transeúnte y en donde se ha concentrado la violencia vinculada al crimen organizado en los últimos años.

A escala nacional, por municipios, los más afectados son el tamaulipeco Río Bravo, con 316 casillas en zonas percibidas por los ciudadanos como peligrosas, "con presencia de hombres armados" o en áreas de tráfico de drogas y otros delitos, principalmente en la frontera con Estados Unidos; Ciudad Juárez, con 249; Monterrey con 238; Chihuahua, con 171; Guadalajara, con 169; Cadereyta, con 142; Nuevo Laredo con 130; Ecatepec, con 110 y Acapulco con 60.

"Estos fenómenos pueden manifestarse entre comunidades o colonias, comprendiendo zonas más amplias", sostiene el INE en su manual de capacitación.

En caso de que persista la imposibilidad de encontrar ciudadanos que quieran participar en la elección, el INE tendrá que recurrir al Listado Nominal de Electores y completar el número de personas que se requieren por casilla con el siguiente nombre del listado, según se establece en la normatividad interna del instituto. Es decir, a falta de voluntarios, se buscará quién llene el hueco.

FOTO: Carlos Rangel

VÍCTOR HUGO MICHEL Y REDACCIÓN