2 de noviembre de 2014 / 05:06 p.m.

Monterrey.- Al enfrentar los momentos difíciles luego del fallecimiento de un ser querido, un 60 por ciento de los regiomontanos prefieren contratar los servicios de cremación debido a que se logran notables ahorros frente a la inhumación tradicional.

El asesor del Parque Funeral Guadalupe, Pedro Gómez Guerrero, dijo que en los últimos años las ventas de terrenos funerales han enfrentado un severo estancamiento y siguen con una tendencia negativa.

"Ahora la gente se está yendo por lo que son los servicios de cremación, porque son más baratos que tener que comprar un terreno (funeral) y son menos los gastos en todos los sentidos", indicó.

Resaltó que "hace diez años el 10 por ciento de los clientes pedían los servicios de cremación, pero hace cinco años ya era casi el 50 por ciento y ahorita ya anda a más del 60 por ciento".

Según la funeraria seleccionada por los familiares, los costos de cremación pueden iniciar desde los 15 mil pesos y la tarifa se incrementa en las agencias consideradas de lujo.

Por lo regular, los familiares se quedan con las cenizas de la persona fallecida, misma que puede ser entregada de manera sencilla en un recipiente de plástico o en una urna, cuyos precios son muy variables.

Comentó que los costos de los terrenos funerales han permanecido sin cambios sustanciales en los últimos años, debido a que el uso de le cremación ha ganado aceptación entre los nuevoleoneses.

Un terreno funeral con capacidad para cuatro gavetas puede llegar a tener un costo de hasta 100 mil pesos, de acuerdo la ubicación en el cementerio, además de los gastos que conllevan los servicios funerales.

Estos gastos adicionales son por la gestoría funeral ante las autoridades municipales, el traslado del cuerpo, el embalsamamiento y la preparación estética, indicó.

Señaló que también se añaden los costos por la carroza hacia el cementerio, los trámites legales, la capilla de velación, el ataúd y el destape de la fosa donde se ubica la gaveta.

En contraparte, apuntó, un paquete de nichos para resguardar las urnas que llevan las cenizas, con servicios incluidos, asciende a unos 46 mil pesos y son menores los gastos adicionales.

"Algunas familias se inclinan por ceremonias más privadas, solamente recogen las cenizas y se las llevan a sus hogares para guardarles memoria, y otros los llevan a la celebración de una misa y la velación", expresó.

El directivo comentó que en los últimos años se ha presentado un notable aumento en las personas que buscan traspasar o vender sus propiedades de terrenos funerales y optan mejor por los servicios de cremación.

"Aquí el problema es que los que buscan vender o traspasar no obtienen lo que hayan pagado, tienen que bajarle hasta un 25 a 35 por ciento, y a veces hasta en pagos para sacar la transacción", expresó.

Recientemente , el director de un consorcio funerario que opera en todo el país, Carlos Lukac, dijo en esta ciudad que la demanda de servicios de cremación se ha elevado, debido a que tienen un costo hasta 40 por ciento menor con respecto a los servicios de inhumación tradicionales.

"La gente escoge crecientemente cremación porque es más económico, no tienes que comprar un cementerio que te puede costar 50, 60, 70 mil pesos, aquí (en Monterrey) hay cementerios carísimos", expresó.

Refirió que un nicho para resguardar la urna con las cenizas en la agencia funeraria tiene un costo de 12 mil pesos y es de uso permanente, mientras que en las iglesias solamente son para siete años y luego se debe renovar el contrato.

El directivo manifestó que en los planes de previsión del holding lo que más comercializan son los servicios de cremación, y esperan que esa tendencia continué de manera acelerada en los próximos años.

Lukac narró que una ocasión hace varios ofrecieron un servicio en el que el cliente adquirió un ataúd con un costo de 400 mil pesos y luego solicitó que se llevara a cabo la cremación del cuerpo junto con el féretro.

Según Estadísticas de Mortalidad para Nuevo León del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las enfermedades isquémicas del corazón, la diabetes mellitus, las agresiones, las enfermedades cerebrovasculares y las enfermedades del hígado, son las principales causas de muerte de la población.

Éstas, en conjunto, ocasionaron en el 2012 cuatro de cada diez decesos en la entidad, señaló el instituto.

Mencionó que de acuerdo a los índices más actualizados, en el año de 2012 fallecieron en Nuevo León un total de 23 mil 965 personas, de las que 13 mil 938 fueron hombres y 9 mil 983 fueron mujeres.

También refirió que en la entidad la esperanza de vida es de 75.6 años, es decir, aumentó en 8.4 años y la sobrevivencia en las mujeres amplío su brecha a 6.1 años respecto a la de hombres.

De acuerdo a la Secretaría de Salud estatal, en Nuevo León son un poco más comunes las muertes por enfermedades del corazón, cáncer y cerebrovasculares, y menos comunes las provocadas por diabetes, del hígado o problemas en el periodo perinatal.

FOTO: Especial 

NOTIMEX