MAYTE VILLASANA
21 de agosto de 2016 / 01:30 p.m.

MONTERREY.- Por cuestiones financieras o por falta de tiempo padres de familia realizaron compras de último minuto en diversas papelerías del Centro de Monterrey, en donde fue casi imposible transitar o estacionar los automóviles.

Aunque los adultos aseguraron que sacrificaron en otros pagos para invertir de mil a 3 mil pesos en artículos para la educación de sus hijos, los menores se mostraron contentos y preparados para el inicio del ciclo escolar

Aunque algunos padres contaban con un presupuesto fijo, finalmente la lista de útiles escolares rebasó los recursos y tuvieron que regresar a las tiendas departamentales.

De acuerdo a la Secretaría de Educación este lunes regresarán a las aulas un millón 350 mil menores.