MARCELA PERALES
24 de diciembre de 2016 / 01:26 p.m.

MONTERREY.- Las compras de pánico no fueron la excepción este año, en pleno 24 de diciembre.

Desde temprana hora cientos de familias comenzaron a saturar las calles del primer cuadro de la ciudad para comprar los regalos pendientes, aquellos que no pudieron adquirir en semanas anteriores.

Muchos de ellos, si no es que la mayoría argumentó que simplemente, lo dejaron para el último día.

Una de las zonas más concurridas fue el corredor comercial de Morelos.

Algunos padres de familia explicaron que no es que quieran hacerle fuerte a la cultura del mexicano, si no que, en ocasiones, el trabajo no da el tiempo para comprar los regalos navideños.

Otros simplemente acudieron a comprar sus atuendos para la cena navideña.

Mientras ellos realizaban sus compras, las calles y avenidas permanecieron resguardadas por elementos de policía y tránsito, aunque la vialidad no dejó de verse trastocada por la cantidad de vehículos.