28 de agosto de 2014 / 12:36 a.m.

Cadereyta.- 

Las autoridades estatales descartaron que el agua que toman los jimenences pueda estar contaminada, pues las muestras que se han tomado indican niveles de potabilidad por encima de la norma, y consideraron muy poco probable que la mancha de combustóleo llegue hasta la presa de El Cuchillo, principal fuente de abastecimiento del vital líquido para la zona metropolitana.

En una visita por varios ejidos de Cadereyta Jiménez, el secretario de salud, Jesús Zacarías Villarreal Pérez tomo cinco muestras de varias llaves e incluso bebió agua sacada de la misma red de distribución de Agua y Drenaje, para darle confianza a la gente.

De acuerdo a un reporte de Pemex entregado al Gobierno del Estado, se ha recuperado ya el 85 por ciento del combustible, y se espera llegar al cien por ciento para este jueves, a fin de iniciar luego las tareas de remediación de la zona, que consisten en limpiar suelo y plantas de las riberas.

Villarreal Pérez dijo que los análisis del agua de muestra concluyeron que tenían entre 1 y 1.5 por ciento de cloro residual, cuando la norma marca un 0.5 como mínimo.

Sólo el 10 por ciento de la población de Cadereyta Jiménez consume agua de pozos, pues el 90 por ciento está integrado a la red de Agua y Drenaje, y reciben el suministro de las plantas Potabilizadoras de san Roque y Cadereyta. Además, dijo el director de Operación de la paraestatal, Francisco Cantú Ramos, es muy difícil que llegue a El Cuchillo.

Ofrecieron mantener los muestreos y permanecer con brigadas médico asistenciales en la zona, a fin de apoyar a la gente de las diversas comunidades jimenences.

Sin dermatitis

Por otra parte, la Secretaría de Salud en la entidad descartó que la contaminción del río San Juan esté provocando problemas de salud dermatológicos entre los habitantes de Cadereyta, pues no se ha registrado ningún caso, ni hay evidencias en ese sentido.

Hasta el momento sólo se ha atendido un caso de dermatitis, pero se debió a causas mucho muy diferentes, explicó el titular de la dependencia, Jesús Zacarías Villarreal Pérez .

El funcionario agregó, que incluso a nivel general, el estado de salud de la gente es buena.

En los diversos ejidos se ha estado trabajando atendiendo a los habitantes, en coordinación con el municipio de Cadereyta, pero no se ha detectado ningún caso de infección por el combustible derramado en el cauce del río.

FOTO: Roberto Alanís

FRANCISCO ZÚÑIGA