RICARDO ALANÍS | MILENIO DIGITAL
16 de septiembre de 2015 / 05:00 p.m.

Guadalupe.- El alcalde electo de Guadalupe, Francisco Cienfuegos, reiteró que el puente peatonal que comunica a la Expo Guadalupe con el estadio de Rayados no será reabierto en su administración, a menos que un peritaje real y fundamentado avale que no hay riesgo para los miles de aficionados que acuden cada 15 días a los partidos de futbol.

El priista aclaró que actualmente él no tiene contacto con FEMSA, que es la empresa propietaria del estadio, ya que el alcalde actual es César Garza Villarreal, cuya administración municipal coordinó los trabajos de construcción de este puente que, de acuerdo al testimonio de aficionados, se mueve demasiado cuando miles de personas suben al salir del estadio.

"Yo no tengo contacto con la directiva, es el alcalde quien la tiene, mi postura es muy sencilla, a mí quien lo haya construido, quien sea responsable, creo que no es momento de echarnos culpas, es momento de ver hacia adelante, de ver cómo podemos garantizar la integridad física de los ciudadanos y yo fui muy claro:

"El que sea el responsable es lo de menos, si a mí como alcalde entrante, a partir del primero de noviembre no me garantiza un perito, mediante un peritaje real, fundamentado, que está asegurada la integridad física de las personas, Protección Civil del municipio no va a autorizar que se use ese puente", declaró.

Ante la duda de que si es confiable o no el puente peatonal movedizo, que conecta la Expo Guadalupe con el estadio BBVA Bancomer, el pasado 5 de septiembre Francisco Cienfuegos Martínez advirtió a FEMSA que deberán arregarlo, o no permitirá que se utilice.

El edil electo dijo que la decisión de cerrar el puente a la salida de los partidos de futbol fue una medida necesaria por parte de la administración municipal, en lo que se define el peritaje.

El municipio de Guadalupe contrató el servicio del Instituto de Ingeniería Civil de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) para que realice una inspección y elabore el respectivo dictamen.
Lo anterior, con el fin de corroborar que no existe riesgo de colapso, y también para determinar las acciones encaminadas a evitar las oscilaciones de la plataforma de concreto y acero.

"Firme, aquí no se trata de echar culpas, se trata de buscar la integridad física, salvaguardar la integridad física de las personas que asisten al estadio cada 15 días", declaró.