RICARDO ALANÍS
30 de junio de 2016 / 03:40 p.m.

Monterrey.- Ante el inminente paro de labores que realizarán este viernes integrantes del magisterio de Nuevo León en contra de la reforma educativa, el gobernador del Estado reiteró la advertencia que les hizo desde la semana pasada: al maestro que no trabaje, le descontarán el día no laborado.

Jaime Rodríguez Calderón precisó que este viernes, a través de los directores de los planteles educativos, verificarán qué maestros acudieron a laborar y quiénes no, y a partir de ahí se rebajará el día a los que no hayan cumplido con su obligación.

"El maestro que no trabaje se le rebajará su sueldo, es muy simple, cualquier trabajador de cualquier empresa, de cualquier negocio, cuando falta (le descuentan el día), yo creo que ese dinero le hace falta a sus familias; yo los convoco a que no lo hagan, más bien lo que pudiera hacer es trabajar bajo protesta, creo que tienen que ir migrando de la protesta arcaica a la protesta inteligente, de la protesta vieja a la protesta nueva, de que tienen que ser escuchados, yo creo que sí.

"Yo voy a plantear a la Federación la inconformidad que tienen, pero no sé cuál sea la inconformidad, me voy a reunir con ellos, voy a platicar cuáles puntos de la reforma educativa quieren replantear, bueno, los tenemos que escuchar, son parte de una sociedad también los maestros y debemos de escucharlos. Yo convoco a los maestros a que no dejen a los niños sin clases, es ingrato dejar a los hijos sin clases, ellos también tienen que entender que los padres de familia se van a molestar si sus hijos no tienen clases", expresó.

Rodríguez Calderón les recordó a los docentes que son trabajadores del Gobierno y el Gobierno tiene la obligación de utilizar los recursos de buena manera. Agregó que el dinero que reciben los maestros como salario es derivado del pago de los impuestos de los mexicanos.

Señaló que los maestros no han sabido o no han querido ganarse a los ciudadanos y que desconoce la razón.

"Yo voy a empezar a trabajar y a platicar con los maestros, no con los líderes, yo voy a ir a las escuelas, a trabajar con los maestros. He convocado a los maestros a que no lo hagan, he asumido a su inteligencia, a su condición de nuevoleoneses, no pueden trastocar, ni deben trastocar las calles, están haciendo que los ciudadanos se enojen, y no les conviene a los maestros eso, creo que ellos tienen que asumir también a su conciencia y a la responsabilidad de ser ciudadanos de Nuevo León.

"Deben de tener cordura y evidentemente comprensión de que al cerrar una calle hacen que mucha gente tenga problemas, yo creo que el maestro está equivocando la ruta de su posibilidad porque hay miles y miles de ciudadanos que están enojados y yo no quiero que haya una confronta entre ciudadanos y maestros", dijo.

Expresó que como gobernador tiene que ver las dos partes, y que por un lado tiene una presión enorme de los ciudadanos que no desean protestas del magisterio en la vía pública.

Rodríguez Calderón comentó que este jueves habría una reunión del secretario general de Gobierno, Manuel González, con personal de la Secretaría de Educación para saber qué es lo que van a dialogar con el magisterio, qué cosas les inconforman a los mentores y cómo el Gobierno puede ayudar para que se les escuche.