erik solheim rocha
27 de septiembre de 2016 / 06:43 p.m.

MONTERREY.- Para los diputados locales, la renuncia de los integrantes del Consejo Ciudadano de la Contraloría representa un fracaso del Gobierno del Estado en el combate a la corrupción.

Los líderes de las bancadas del PRI y PAN coincidieron que dichas renuncias reflejan el desacuerdo ciudadano en la sanción que definió el Estado por el presunto desvío de 28 millones de pesos en la compra de 200 mil cobijas, donde se impuso a los responsables una multa de 7 mil pesos.

Tras la resolución polémica de la Contraloría estatal en el "cobijagate", seis de los siete integrantes de dicho consejo renunciaron, ya que consideraron que no fueron tomados en cuenta.

"Es totalmente un fracaso la renuncia, era el aval de Jaime en la Contraloría este Consejo Ciudadano, es un fracaso como lo fue la Fiscalía Anticorrupción de Ernesto Canales, es un fracaso la bandera del ataque a la corrupción", dijo Marco González, coordinador de bancada del PRI.

"Creo que es un acto y una consecuencia del rechazo ciudadano del sentir de los ciudadanos y que ellos que representaban esta lucha en contra de la corrupción pues se han dado por vencidos por este tipo de acciones", agregó el coordinador de bancada del PAN, Arturo Salinas.