25 de febrero de 2015 / 08:10 p.m.

Monterrey.-  Javier Livas Cantú, hijo del ex gobernador Eduardo Livas Villarreal, anunció esta mañana su renuncia por segunda ocasión a su militancia en el Partido Acción Nacional.

Entre los motivos destaca: "El PAN es cómplice de la corrupción rampante y de la cascada de impunidad", dice en su carta al dirigente nacional panista, Gustavo Madero.

La decisión de volver a separarse del instituto político la atribuye a que el PAN no es el de antes, adolece de una podredumbre en donde proliferan las ambiciones personales de quienes se sienten dueños.

Livas Cantú estuvo expulsado desde 1995 y al ganar su reintegración mediante un largo juicio, en 2011, regresó por sus fueros.

"En vez que el PAN cambie a México, se dejó arrastrar por la típicas transas, las salidas fáciles, el trabajo mediocre, envuelto todo ello en un cinismo escalofriante", precisa.

Su renuncia, antes de formalizarla a la dirigencia nacional, fue a través de una carta que dirigió a su amigo Felipe de Jesús Cantú, cuando fue electo candidato a gobernador.

Livas Cantú militó en el PRI, cuando ocupó la Secretaría del Ayuntamiento en San Pedro.

El día que envió la carta a Felipe de Jesús Cantú, el candidato panista a la gubernatura dijo que lamentaba esa decisión de su amigo.

"Qué bárbaro, él colaboró conmigo en la alcaldía de Monterrey donde se hizo cargo de la Comisión de Transparencia de la administración, creo que fue uno de sus últimos cargos, la hizo muy bien y mucho me hubiera ayudado en la campaña por la gubernatura", concluyó.

VÍCTOR  SALVADOR CANALES/MILENIO DIGITAL