MARILÚ OVIEDO
2 de abril de 2016 / 12:28 p.m.

Monterrey.- La anterior administración de Monterrey heredó más 9 millones de metros cuadros de carpeta asfáltica dañada y 3 millones de metros cuadrados de baches, así lo señalaron autoridades del actual gobierno.

Es por ello que comenzaron a reparar las arterias, una de ellas la avenida Pablo A González, en su cruce con Arteaga.

Durante la mañana de este sábado fue cerrada la citada avenida desde Simón Bolivar mientras un grupo de 80 trabajadores hacían las labores de raspado con maquinaria y otra herramienta.

Al lugar acudió el Secretario de Servicios Públicos, Marcelo Segovia Páez, quien manifestó que trabajarán en tres turnos para avanzar lo antes posible y que en un tiempo de 15 meses, se termine el problema heredado.

El funcionario aseguró que el recarpeteo es a profundidad y no se tendrán mayores complicaciones de baches.

Después de realizarse los trabajos de bacheo y recarpeteo en la mencionada avenida, seguirían la calle de Doctor Coss, entre Washington y Aramberri.

Otras avenidas que están seriamente afectadas por baches son Ruiz Cortines y algunos tramos de Lincoln que el gobierno del estado no ha entregado al municipio.

A través del programa Vialidades Regias, se estima que la ciudad quede libre de baches.