VICTORIA FÉLIX
5 de abril de 2017 / 06:09 p.m.

MONTERREY.- Aunque se destinaron 906 millones de pesos del Fondo Metropolitano para repavimentar la zona conurbada y el Ayuntamiento de Monterrey empleó sólo 656 millones para restaurar sus calles, con el programa "Vialidades Regias", esto no ha sido suficiente pues especialistas señalan que arreglar las avenidas de la capital de Nuevo León tardaría 375 años.

El arquitecto urbanista, Juan Alayo, explicó en su participación en el foro "Monterrey S.O.S. Accesibilidad y Densificación, una solución para el futuro", que para renovar las calles de Monterrey se requerirían 150 mil millones de pesos de inversión, pero si el Ayuntamiento dedicara sólo el diez por ciento de su presupuesto anual, el cual asciende a más de 4 mil millones, entonces tardarían 375 años en rehacer las calles, sin embargo, agregó, estas no duran tanto tiempo.

"Una calle no dura 375 años, ninguna calle dura eso. No hay ese dinero para hacer eso. Es decir, estamos esperando que las calles duren mil años y no van a durar", expresó.

Por otra parte, el arquitecto urbanista refirió que el desgaste en las calles y avenidas se debe al incremento de la huella humana en zonas de la periferia, lo que promueve cada vez más el uso del vehículo para trasladarse.

"La ciudad tiene que proporcionarle esa accesibilidad, entonces, para ello, la clave fundamental es la proximidad. Si uno quiere tener accesibilidad necesita proximidad, necesita dos cosas básicas de la planificación: necesita densidad y una adecuada mezcla de usos.

"Las cosas si no están juntas y se dispersan, cada vez nos complican más la vida, no cumplen la función básica de la ciudad. (...) En esencia las ciudades son mecanismos para conectarnos físicamente y serán más eficientes cuanto mejor lo hagan", expresó.

Dijo que según cifras de la Sedesol, de 1980 al 2010 la población creció al doble, mientras que la mancha urbana incrementó cinco veces.

En México, en esos 30 años las 33 áreas metropolitanas de las entidades federativas incrementaron su huella urbana en un 80 por ciento. Igualmente, en el mundo el 75 por ciento del tejido urbano tiene menos de 30 años.

"Hasta los 30 años la ciudad cuesta poco, no hay mucho... mantenimiento sí, pero no hay mucha reposición. Qué hacer a partir de los 30 años, los costes de una ciudad casi se triplican", advirtió.

Por su parte, el también experto en movilidad y director de Urbis Internacional, SA de CV, Juan Ignacio Barragán, explicó que Monterrey está muy por debajo del promedio de viviendas por hectárea de las ciudades más desarrolladas.

Mientras que en 1970 había 32 viviendas por hectárea, en el 2016 esta cifra cayó a 9. En contraste, Nueva York cuenta actualmente con 132 viviendas por hectárea, lo recomendado por los especialistas.

"Nos tardaríamos más o menos 50 años en llegar a la densidad promedio de las grandes ciudades, por eso les digo que para esto necesitamos paciencia", concluyó.