MARILÚ OVIEDO |  @Brislulis
5 de octubre de 2015 / 04:37 p.m.

Monterrey.- Petróleos Mexicanos informó que personal especializado controló un derrame de gasolina provocado por una toma clandestina en el poliducto Cadereyta-Reynosa-Matamoros, en una zona despoblada de este municipio.

El personal suspendió temporalmente la operación del poliducto a través del bloqueo de las válvulas de seccionamiento y realiza los trabajos de eliminación del artefacto colocado ilícitamente, así como la reparación del ducto dañado y la limpieza del área afectada con unidades de presión vacío.

Cabe mencionar que la mancha de combustible cubrió una superficie aproximada de 600 metros cuadrados.

El área jurídica de PEMEX presentará la denuncia respectiva ante el Ministerio Público Federal.

Además a fin de recibir denuncias anónimas para evitar daños al medio ambiente y a la población, dejó a disposición de la ciudadanía el número de teléfono 01 800 228 96 60.