1 de diciembre de 2014 / 12:43 a.m.

MONTERREY.- Los caramelos en sus distintas formas y tamaños ya son parte de la tradición que acompañan las fiestas decembrinas y las celebraciones religiosas.

El bastón de caramelo según cuenta la historia popular fue el invento de un dulcero que quiso representar el nacimiento y resurrección de Jesús.

"Sí, el tradicional de menta, está riquísimo y luego ya los colores se van agregando de acuerdo a gustos y preferencias, pero el tradicional es el rojo o el verde con rojo", informó Caty Rico, quien es la tercera generación de la familia en vender dulces afuera del santuario en la colonia independencia.

Lo blanco del dulce de azúcar, representa el nacimiento inmaculado, pero lo duro como roca firme, simboliza la fundación de la Iglesia y la seguridad de las promesas.

Las líneas rojas simbolizan las marcas de los latigazos en el cuerpo de Jesús durante la pasión antes de ser crucificado.

Aunque lo tradicional es la forma de bastones que también son usados para adornar los pinos navideños, figuras de chupones, estrellas y las paletas son parte del repertorio del diseño de esta dulce tradición.

FOTO Y TEXTO: GUADALUPE SÁNCHEZ