3 de febrero de 2014 / 10:08 p.m.

Monterrey.- Los aficionados Rayados reprobaron la agresión cometida contra un hincha de los Tigres que permanece hospitalizado desde el sábado al terminar el Clásico 102.

Jóvenes y padres de familia que acuden al Estadio Tecnológico señalaron que es preocupante que se cometan esas acciones entre los aficionados porque debe ser un deporte que una a las familias y o que generé violencia.

"Sí es muy lamentable porque yo tengo camaradas que son tigres y no por eso los agredo, sí nos decimos cosillas pero no a ese grado y creo que la rivalidades en la cancha afuera no debe existir", señaló uno de los aficionados.

Presuntamente fue un aficionado rayado quien llegó a lesionar a un joven de Tigres hasta enviarlo al hospital, el presunto responsable ya es buscado por las autoridades.

Los padres de familia, tanto Tigres como Rayados, señalaron que estos conflictos son un mal ejemplo para los más pequeños, que el deporte debe ser una actividad de diversión y no llegar al grado de generar una pasión que se convierta en violencia.

"Yo y mis hijos somos rayados y mi esposa es Tigre y aquí viene con nosotros, ósea debe ser algo familiar, es un deporte, debe unir a las familias que sea algo sano no llegar a ese grado", dijo otro de los asistentes.

Estas opiniones las dieron las familias que acudieron apoyar a Rayados en el entrenamiento de este lunes, entre los presentes se encontraban algunos tigres que acudieron con el fin de acompañar a su familia.

Esperan que esta acción no se repita y el responsable reciba la sanción correspondiente para evitar que otros jóvenes se les haga fácil agredir por un simple partido.

Zyntia Vanegas