27 de agosto de 2014 / 07:19 p.m.

 Apodaca.- Un caso más de violencia extrema contra los animales quedó al descubierto en Apodaca. Un perro de la raza pitbull red nose sufrió quemaduras severas en el lomo, una pata y cerca de un ojo, al ser atacado posiblemente con ácido o agua hirviendo.

Fue personal de la delegación de la Cruz Roja en Metroplex quien se percató de la presencia del animal en la vía pública.

De inmediato se pusieron en contacto con la asociación civil Milagro de Amistad, que se dedica al rescate de perros y gatos que viven en la calle o en el abandono.

Lissy Elizondo, quien encabeza dicha organización, expresó su descontento ante la falta de consciencia y consideración de los ciudadanos.

"Tenemos que parar con esto. En realidad los perritos no tienen la culpa de que nosotros seamos bastante inconscientes de que ellos son parte esencial de nuestra vida. Hay que tratarlos como lo que son: como seres vivos", manifestó.

Al can de aproximadamente tres años de edad comenzó a llamarle "Hércules".

Una médico veterinario que supo del caso mediante las redes sociales, contactó a Lissy y se ofreció a brindarle la atención al animalito.

"Hércules" fue llevado a una clínica de la colonia Arboledas de Escobedo, donde fue examinado por el veterinario Alberto Domínguez.

"Sí, hay tejido muerto, donde debemos revisar y atender toda esa parte, y hacer unas suturas para que vuelva a quedar como estaba anteriormente. Toda esa parte es parte muerta", dijo el especialista.

Se presume que el can era una mascota de hogar, que posiblemente se salió de casa, o la abandonaron.

Llevaba ya unas dos semanas en la calle. Sus quemaduras tienen entre seis y siete días, por lo que su estado de salud se deterioró a causa de una diarrea.

"Esto produce que le bajen las defensas, y al bajarle las defensas comienzan otro tipo de situaciones. En este caso, por ejemplo, un problema digestivo. Y ahorita estamos tratando el problema digestivo, y vamos a tratar el problema de la piel”, indicó el doctor Domínguez.

Por ahora "Hércules" permanece bajo cuidados médicos, pero en Milagro de Amistad esperan encontrarle un hogar adoptivo próximamente.

"Tiene las heridas muy expuestas todavía. Le estamos buscado un hogar temporal, donde lo puedan cuidar perfectamente, y después lo vamos a esterilizar y se va a ir en adopción", dijo Lissy Elizondo.

Las personas que deseen apoyar a la asociación Milagro de Amistad pueden comunicarse al teléfono 812-077-9954.

FOTO: Agustín Martínez

AGUSTÍN MARTÍNEZ